A QUIÉN VA DIRIGIDA Y PARA QUÉ

Se podría crear una lista innumerable de enfermedades por las que hacerse una sesión, pero creo que esto seria limitar el trabajo.

Es cierto que las personas que acuden a consulta traen consigo contracturas, lesiones, ansiedad,... el facilitador no intenta deshacerse de nada de esto, es justo lo contrario, lo escucha plenamente para que tenga un sentido y una cabida en el cuerpo y esto es lo que provoca un verdadero cambio.

Los cientos de pacientes que llevan viniendo estos últimos años me hace pensar que es un buen trabajo para personas de cualquier edad, independientemente de sus síntomas o dolores. También es muy efectiva con niños, recién nacidos y mujeres embarazadas.

Este escrito es de un paciente en noviembre de 2017,
lo comparto con su consentimiento:

Paciente X

Hola José,

Aquí te copio el escrito que comentamos describiendo la sesión última que tuve contigo...

GRACIAS es una palabra que no alcanza a describir el sentimiento de GRATITUD hacía tí...

Igualmente las palabras que leerás a continuación intentan describir algo que es difícil, ya que el "sentir de la experiencia" para mí, va más allá de la forma física, tiempo, dimensión, espacio... y palabras...

Te quiero y Gracias!

***************************************

SESIÓN de PRESENCIA BIODINÁMICA

10 de noviembre, 2017.

Comencé a sentir la energía por los pies... y me fui sintiendo en paz... tranquila...

al cambiar la posición de las manos y llegar al coxis, sentí la energía en el bajo vientre... primero unos pinchazos a ambos lados del abdomen que traspasaban como agujas de un lado al otro... como punzadas... y después empecé a sentir el resto de mis órganos... pesaban, pesaban mis entrañas... como si cayeran a un agujero infinito y pudiera sentir la profundidad... sentía y sentía esa profundidad y el peso hacía ella... sentía esa profundidad.... y después el vacío... sentí esto durante bastante tiempo... o al menos eso creo, porque el concepto tiempo / espacio no tienen sentido cuando me encuentro en ese estado....

La profundidad se prolongaba durante la sesión... no había bueno, ni malo, no había dolor, ni sensación... sólo “sentía” y sentía esa profundidad... y así... no sé en que momento sentí como mis órganos vibraban. Sentí su vibración, era tan palpable y tan intensa que podía sentir cómo vibraban cada uno de ellos, sentía mis órganos vibrar de forma individual y todos al mismo tiempo... Sentí esto de manera tan profunda que yo era parte de cada órgano...

Mi presencia estaba en esa vibración.. mi cuerpo me hablaba... y por primera vez... yo escuchaba... escuchaba y sentía... sentía mis órganos por dentro... pero ya no era dentro... ni fuera... era un todo... y así también empecé a sentir una especie de frío en mis pies hasta que esa energía fría fue todo lo que sentía... y ya no había pies... eran sólo esa energía lo que podía sentir... como el frío del hielo que quema y hiela a la vez.... no era malo, ni bueno, no había adjetivos... sólo sentía mi cuerpo con total paz y cómo se estaba manifestando...

Era como si mi cuerpo me hablara por dentro... o mejor decir... como si yo fuera uno con mi cuerpo y al mismo tiempo un observador... Nunca había sentido nada igual....

Pasó el tiempo, no sé cuánto, porque en verdad seguía sin haber tiempo ni espacio donde era ese sentir... y la intensidad era tan predominante que lo único que existía era esa vibración de mis órganos, vibraban y vibraban y yo lo sentía... cada uno por separado y unidos a la vez en única vibración...

Sentía más tarde un dolor de cabeza que se manifestaba, sentí el dolor, era como estar dentro de él... y finalmente el dolor se fue.

Después al tocar suavemente el hueso de mi nariz, sentí una vibración mucho más sutil, suave... agradable que bajaba por mi nariz y garganta hasta mi corazón... donde se unió con la vibración de mis órganos que subían hasta el corazón...

Fui sintiendo de abajo a arriba hasta el pecho, y de la nariz bajó el corazón...

Fue todo sentir, tanto y tan profundo que cuando la sesión finalizó continuaba sintiendo la fuerza de la vibración.... podía sentir mis órganos por dentro...

Era como si la vida estuviera dentro y fuera de mi cuerpo el silencio...

Era una sensación nueva que sentía era ya parte de mí... sentía que tenía que aprender a vivir con esto... lo sentía con total aceptación... estaba mareada y necesité tiempo para reajustar este “poder sentirme” por dentro al ver que la vibración permanecía.

Sentí que mi cuerpo hablaba, que se manifestaba así, y que yo escuchaba y sentía, absorbía todo con tremenda gratitud... por esta conexión.

Me gustaría destacar que toda esta experiencia fue vivida con absoluta Paz, que todo estaba bien, que no había nada extraño aunque nunca hasta ese momento había sentido esa conexión... ese fue parte del regalo de mi Ser... mostrarme que lo que yo experimenté es así “siempre” aunque yo no lo hubiera experimentado hasta entonces...

De alguna forma siento que se ha quedado una puerta abierta de conexión con mi cuerpo... pues desde entonces puedo escuchar a mi cuerpo y a través de él volver al aquí y al ahora cuando las situaciones de estrés han aparecido... He sido capaz de escuchar esa parte de mi cuerpo que manifestaba ese estrés, ansiedad, miedo... y quedarme ahí, en esa parte de mi cuerpo y simplemente sentir... sentirlo... sentir esa emoción ahí y sólo así... me he sentido en Paz y se ha liberado...

En Amor y Gratitud hacia tí José Cánovas Pino, te quiero...

 

SESIONES DE PRESENCIA BIODINÁMICA®
PARA NIÑOS Y BEBÉS

Cualquier suceso que sobrepasa o agobia al individuo a cualquier nivel: espiritual, psicológico, fisiológico y/o estructural puede imprimir en él un shock. A menos que se resuelva, el shock tendrá su impacto a todos los niveles de la vida de la persona. La impronta del shock y del trauma se graba en nosotros e interrumpe nuestro acceso al sentido del yo, al desarrollo psicológico y de las capacidades de aprendizaje, al funcionamiento motor y sensorial, a las funciones orgánicas y autónomas, a la propiocepción, al equilibrio, a la función de coordinación y a la integridad estructural. La resolución de las improntas de shock pre y peri-natales tiene lugar cuando la huella de shock se transforma, permitiendo a la persona el acceso ininterrumpido a su ser fundamental y al funcionamiento integrado de su organismo. La Presencia Biodinámica® proporciona a las personas de cualquier edad, incluyendo bebés, la oportunidad única de curarse y resolver el shock y el trauma del nacimiento.

En general, después de nacer, el niño tarda tres semanas en emerger de las alteraciones producidas por el estado de shock. Algunos niños pueden necesitar tres meses o más. Sin embargo, el hecho de emerger de las alteraciones que conlleva el shock no significa que el niño está curado del trauma producido. La mayoría emergen del periodo de alteraciones debidas al shock desarrollando hábitos de supervivencia y compensación directamente influidos por la impresión del shock.

Mi trabajo es observar y reconocer las señales y ritmos del neonato, las respuestas que demuestran atención (la dirección en que dirige su atención hacia el mundo externo y cómo retira la atención del mundo externo), los estados de conciencia, las pautas de movimiento, los comportamientos reflejos, la tonalidad musculoesqueletal y los cambios de tono de hipertónico a hipotónico, las expresiones verbales (murmullos, arrullos, risas, diferentes llantos), expresiones faciales y preferencias posturales.

Algunas alteraciones que podemos observar producidas por el shock agudo son las siguientes:

  • Ojos vidriosos

  • Ojos que no convergen normalmente, sino que se cruzan o separan

  • Incapacidad total o parcial de orientarse ante estímulos visuales, auditivos y táctiles

  • Hipotonicidad generalizada o ubicada en un área específica

  • Respuesta de enfado o sorpresa ante el sonido y el movimiento

  • Movimientos discontinuos o espasmódicos de las extremidades

  • Temblores involuntarios

  • Sensibilidad táctil al toque directo y la proximidad

  • Sonidos de llanto débiles, superficiales o vacíos

  • Sonidos de llanto agudos

  • Llanto inconsolable, perderse en las emociones sin poder hacer contacto visual, auditivo o táctil

  • Llanto frecuente sin razón aparente

  • Ausencia parcial o total de alerta en estados de vigilia

  • Sueño de retirada ante estímulos sensoriales de luz, sonido o movimiento

  • Moldeamiento craneal no resuelto

  • Pautas posturales no resueltas

  • Pautas de tensión craneal

  • Pautas de movimiento craneal no fisiológicas

9 sql / 2 sqlseo / 0.04012609s.